Inicio
Música
Menú principal
Inicio
Presentación
Gaucín
Mengíbar
Galería fotográfica
Noticias
Artículos
Colaboraciones
Toro de cuerda
Enlaces
Libro de Visitas
Contactar
Últimos Artículos
VIRGEN DE LAS NIEVES, PATRONA DE GAUCÍN

Como gaucineño, siempre he sentido curiosidad por conocer la historia de la Virgen de las Nieves, patrona de nuestro pueblo. Hoy, sin  más pretensiones que la de satisfacer mi inquietud, me he atrevido a hacer una breve reseña de la leyenda de esta advocación de la Virgen María.

 A  mediados del siglo IV, durante el Papado del Pontífice San Liberio (352-366), cuenta la leyenda que vivía en Roma un matrimonio formado por el patriarca Juan  y su esposa, cuyo nombre se desconoce, que se destacaban por llevar una vida muy cristiana y devota. Estos esposos no tuvieron hijos, aunque habían pedido fervorosamente al Señor  les concediera descendencia. El matrimonio, poseedores de una gran fortuna, era muy querido por todos, especialmente por los pobres a los que socorría con abundantes limosnas. Ya  mayores, sin hijos, ni parientes cercanos, tomaron la decisión  de declarar heredera universal a la Virgen María. El piadoso matrimonio no sabía como cumplir con la decisión tomada y solicitaron a la Santísima Virgen les indicara con un milagro como cumplir con la promesa.

         En la noche del 4 de agosto del año 352, ambos esposo tuvieron un sueño, así como el Sumo Pontífice Liberio, en el que la Virgen se manifestaba a todos por separado con estas palabras: «Mañana, 5 de agosto, vayan al Monte Esquilino, una de las siete colinas de Roma, y en el sitio donde haya nieve, allí deben edificar un templo en mi honor». El milagro era patente, máxime teniendo en cuenta que en mes de agosto el clima romano es asfixiante y nunca nieva por esas fechas. A la mañana siguiente, Juan Patricio y su esposa  fueron a visitar al Papa Liberio para comunicarle el mensaje de la Santísima Virgen, quedando gratamente sorprendidos al saber que el Papa había tenido el mismo sueño.

Siguiendo las indicaciones de la Señora, se dirigieron al Monte Esquilino y encontraron una parcela de terreno cubierta de blanquísima nieve, que demarcaron para la construcción de de una basílica, Santa María la Mayor, dedicada a la Virgen María, bajo la advocación  de Virgen de las Nieves. 

Durante siglos, la Virgen de las Nieves sólo fue venerada en la Basílica de Santa María la Mayor y en la ciudad de Roma, hasta que  San Pío V, en el siglo XVII, la declaró fiesta de la Iglesia universal. En estos momentos, ignoro la fecha desde cuando Gaucín tiene por patrona a la Santísima Virgen de las Nieves, pero por la afirmación anterior sería a partir del siglo XVII, a raíz de la declaración pontificia o tal vez anterior. Lo cierto es que desde antiguo Gaucín celebra durante los días 4, 5, 6 y 7 de agosto las Ferias y Fiesta en honor de la Virgen de las Nieves, nuestra excelsa patrona.


 

Imagen de muestra
Imagen de la Virgen de las Nieves, patrona de Gaucín. Foto Miguel Vaquez Glez.

 

La imagen que se venera en Gaucín, bellamente tallada en mármol de Carrara, es de factura italiana de finales del siglo XV, representa sobre un pedestal de angelotes a la Madona con el Niño en brazos. Esta imagen a lo largo de la historia ha sufrido muchas vicisitudes: perdida y hallada en los Tajos del Castillo, posteriormente arrojada al fuego y rescatada ennegrecida, en la década de los sesenta fue pintada con “Titán lux”  y, por último, acertadamente restaurada y puesta al culto en la Parroquia de San Sebastián donde ocupa una capilla bellamente adornada.

La verdad, como gaucineño, no he conocido un especial culto a nuestra Patrona en forma de novenas, septenarios, quinarios, triduos, procesiones, etc., si exceptuamos la misa que todos los años se ofrecía en al parroquia el día 5 de agosto con motivo de su festividad. Sin embargo, desde hace unos años, tengo noticias por el blog  de la Parroquia de Gaucín, que  se dedica, por iniciativa de don José Javier, nuestro párroco, un solemne triduo en honor de la Santísima Virgen de las Nieves, con exposición del Santísimo y celebración de  la Eucaristía y ofrenda floral, actos litúrgicos a los que acuden muchos gaucineños.

Para acabar, os diré que, buscando información para este pequeño trabajo, he sabido que Nuestra Señora la Santísima Virgen de las Nieves es también la Patrona de los montañeros y de las actividades de montaña, muy venerada en Argentina y en otros muchos lugares  del mundo. Por curiosidad, entre las muchas oraciones dedicadas a la Virgen de las Nieves, resalto dos por hacer mención directa a las actividades montañeras referidas anteriormente y por si algún gaucineño o gaucineña nos animamos a escalar las bellas montañas de nuestro entorno.   

         Por la toponimia que aparece en esta oración, no cabe dudas es de los montañeros argentinos.   

 

« ¡Virgen purísima de Las Nieves que apareciste al Mundo por la visión del piadoso y caritativo Juan, varón romano y su esposa, y también por la intervención de San Liberio Papa, al erigirte un templo en el cuadro marcado por blanca y pura nieve en el Monte Esquilino, te pedimos........! Madre de las Nieves, que como Patrona protejas a tus hijos amantes de las actividades de montaña, y que desde la cima del Aconcagua hasta la extensión del llano, y que desde el norte de Los Andes hasta el sur de nuestra Patria, se oiga esta plegaria: Salve Santa Madre de Dios, protege a los montañeros y que las benéficas nieves enriquezcan nuestros campos. Que tu protección nos guíe, y perdones nuestras culpas. Amén»

 

Otra:

 

«Virgen de la Nieves, Señora de las Montañas, radiante como el lucero, clara como la mañana.

¡Imploramos Madre nuestra, tu presencia celestial.....!

De tus manos, Señora, nace todo Milagro, derrámalo sobre tus hijos.

¡Virgencita de las Nieves, Señora del cielo, imploramos Madre Nuestra, tu presencia celestial...!

Por Jesucristo, nuestro Señor. Amén.»

 
< Anterior   Siguiente >
Patrocinadores

DTR_studio

Fisioterapia Maite Vázquez Martín

Imágenes
Contador de Visitas
Hoy                          212
Total                          113830