Inicio
Música
Menú principal
Inicio
Presentación
Gaucín
Mengíbar
Galería fotográfica
Noticias
Artículos
Colaboraciones
Toro de cuerda
Enlaces
Libro de Visitas
Contactar
Últimos Artículos
SINGULARIDADES DE GAUCÍN

Cuando decimos que Gaucín es un pueblo singular es porque en muchos aspectos se distingue o separa de lo común, porque goza de extraordinarias, raras, excelentes cualidades y marcados defectos. En definitiva, estamos ante un pueblo cuyas singularidades históricas, paisajísticas y humanas lo distinguen entre los pueblos serranos del entorno.

 

Gaucín, como otros muchos pueblos, nunca supo apreciar la belleza de su casco histórico, edificado a lo largo de los siglos y configurado en viviendas de dos plantas, generalmente la primera planta para uso y solaz de sus habitantes y la segunda, el sobrado, como almacén de los productos de la subsistencia a lo largo del año, así como en aquellas que el solar lo permitía los patios y cuadras correspondientes. Tejados a dos aguas con tejas moriscas, enrejados de forjas y puertas de madera. Los barrios y calles fueron diseñados a lo largo de la falda entre el Castillo y la Sierra del Hacho, procurando siempre conservar las vistas al sur, otro de los incuestionables patrimonios de Gaucín. Pues bien, toda la belleza y originalidad de nuestro pueblo la han mancillado aquellos que movidos por la especulación y aprovechando una errónea política urbana de nuestro Ayuntamiento, se han levantado pisos sin ton ni son, verdaderos adefesios en mitad de barrios tan bellos y emblemáticos como el Barrio Alto y el Barrio del Carmen, concretamente me refiero a una obra que se levanta entre ambos, cerca de la Cruz, y que por lo visto piensan seguir levantado altura hasta llegar a no se donde…, mientras no se la paren y ordenen derribar, ¡adelante, ancha es Castilla! Y así en otras muchas calles de nuestro pueblo. Se sustituye la teja moruna por la terraza rematada con el inadecuado balaustre que como diríamos los gaucineños: «no pega ni con cerilla ni con cerote». Se cambia la madera de puertas y ventanas por las antiestéticas de hierro y aluminio y así unos desmanes tras otros van acabando inexorablemente con la belleza originaria de Gaucín. Otro  tanto ocurre con las fincas rústicas que han malogrado tantas y tantas finquitas construyendo chalet de cualquier manera, donde ni se han respetado las superficies ni las calificaciones; en definitiva, no ha existido en estos últimos años ni orden ni concierto en cuanto a la conservación y ordenación del territorio y, para más «inri», sin el correspondiente beneficio económico para las menguadas arcas del Ayuntamiento. Esperemos no se siga maltratando el bello casco histórico de Gaucín en bien de las generaciones venideras.

                                

Otra singularidad de nuestro pueblo el total, palpable e irresponsable abandono y deterioro del principal monumento de Gaucín, la Fuente de los Seis Caños; que por cierto, está edificada antes de que fuesen colonizadas muchos territorios del Nuevo Mundo y de que existiesen las grandes ciudades de América. No hace falta ser crítico, para darse cuenta de las filtraciones de aguas fecales que hay junto al monumento, otras filtraciones en el otro extremo de la fuente, todo ello, rematado con la pésima colocación de los caños que destrozaron las bocas de las figuras de piedra. Culpables de este deterioro somos todos los gaucineños, autoridades municipales y ciudadanos, que no somos capaces de revindicar el valor que desde el punto de vista histórico y económico encierra dicha Fuente, pues son más los turistas que cada día se interesan por ella, a la vez que comentan el mal estado de conservación de la misma. Es hora de tomar cartas en el asunto e iniciar las oportunas gestiones para que este monumento, símbolo del barroco andaluz, luzca como merece.

 

Imagen de muestra

 

                    Bajo los Tajos del Castillo, casitas y jardines del cementerio de Gaucín. Foto Salvador Martín de Molina

 

 

Imagen de muestra

 

Día de Difuntos en el Cementerio de Gaucín. Foto Salvador Martín de Molina

 

 Es bastante llamativo el esmero y limpieza del Cementerio de nuestro pueblo. Las casitas, como llaman a los nichos en Gaucín, de un blanco deslumbrante, los parterres y arriates poblados de flores y setos primorosos delimitan las distintas calles del recorrido; en definitiva, su silencio ayuda a meditar sobre lo que somos, de donde venimos y a donde iremos. Hermosa singularidad esta de encontrarse tan a gusto en un recinto, valga la redundancia, tan singular.

 

Imagen de muestra
Imagen de muestra
Imagen de muestra
Fotos: Miguel Vázquez González

Un  gallinero urbano, último vestigio de los antiguos corrales que existían en la mayoría de las casas de nuestro pueblo, es otra de las particularidades de Gaucín, me refiero al gallinero que hay instalado ente las calles Barrio Alto y Convento, en el solar del antiguo Corralón. Paseas por la calle Luís de Armiñán, antigua del Convento, y escucha cacarear a las gallinas del terreno después de la puestas, los gallos desde los derruidos muros elevan sus quiquiriquís al límpido cielo gaucineño y hasta se atreven a bajar a la calle con el consiguiente riesgo de ser atropellados por los coches o espantados por los zagales que los azuzan sin piedad hasta terminar perdidos por el camino del Pino. De verdad, es bastante curioso observar a los elegantes novios de la madrugada en singular coqueteo con sus odaliscas, las gallinas, mostrándose como verdaderos reyes del harén.   

           

Imagen de muestra
Aguacate del huerto de Señá Petra, la Coheta.Foto J. Vázquez Martín   

 

Imagen de muestra
Almendro,olivo y ciprés de la Hueta de los Frailes. F. Jesús Vazquez Martín

 

 

Imagen de muestra
Almendros centenarios de la Huerta de los Frailes, en primer plano el camino de Gibraltar.
Foto Jesús Vázquez Martín

               

Imagen de muestra
Saltamontes en pleno invierno al tibio sol de Gaucin. F. M Vázquez González

 

              Gaucín goza de un microclima de transición entre la cercana costa y la Serranía de Ronda, con unas temperaturas medias anuales de 12/13º C, abundantes lluvias y densas nieblas matinales hacen de este rincón malagueño un lugar idóneo para que en pleno mes de enero queden chumbos en las chumberas, prospere el naranjo y el aguacate e insectos, como el saltamontes, se crucen en el paseo por los alrededores de la villa. Almendros en flor tiñen de blanco y rosa los pindolos y laderas del término. Una verdadera gozada para la vista. Junto a tanta belleza, también se observa cierto abandono en los tradicionales olivares totalmente abandonados, sin labores, comidos de zarzales y sin recolectar su preciado fruto, y lo que es peor, la perdida de las sustanciosas subvenciones que durante más de treinta años ha recibido el olivar de los fondos europeos. Una verdadera pena, pues según me informó Andrés Andrades Vázquez, (q.e.p.d.) en Gaucín se llegaron a molturar en una sola campaña más de un millón de kilos de aceitunas, con los consiguientes jornales y riqueza del aceite obtenido. Todo un reto para los agricultores y olivareros gaucineños, que deberían con las oportunas modernizaciones poner en rendimiento los centenarios olivos de nuestro pueblo.

Imagen de muestra

 

Imagen de muestra
Cabras equilibristas  de Amanda, en Los Olivos de Pedro "el Zorro". Foto. M. Vázquez González

           Por último, para acabar hoy, quiero referirme a la cabaña ganadera de Gaucín prácticamente extinta, a excepción de algunos románticos que mantienen un pequeño hato de cabras y ovejas vestigios de lo que fue una próspera actividad, con enormes piares de cabras  y ovejas pastando a lo largo y ancho de nuestras sierras. Sirva de ejemplo el caso de Amanda, una inglesa, que cuida una pequeña piara de cabras en la antigua finca de los Olivos de Pedro el Zorro. Por cierto, algunas cabras nos han salido circenses y la observamos encaramadas en los olivos. Podríamos continuar, pero no quiero ser muy pesado con mis amables lectores, en sucesivas ocasiones iremos observando singularidades de nuestro pueblo y plasmándolas en la página para el esparcimiento de los gaucineños.   

 

P.D- Aún faltan más fotografías para ilustrar estas singularidades. entrar en el tema pasado unos días.

 
< Anterior   Siguiente >
Patrocinadores

DTR_studio

Fisioterapia Maite Vázquez Martín

Imágenes
Contador de Visitas
Hoy                          38
Ayer                          231
Semana                          192
Mes                          1289
Total                          523419