Inicio
Música
Menú principal
Inicio
Presentación
Gaucín
Mengíbar
Galería fotográfica
Noticias
Artículos
Colaboraciones
Toro de cuerda
Enlaces
Libro de Visitas
Contactar
Últimos Artículos
PREGÓN NAVIDEÑO

 El pasado día 22, un gaucineño, Salvador Martín de Molina, pregonó, ante una nutrida concurrencia de socios y amigos, la Navidad 2011, en la Peña Flamenca de Jaén. El pregonero fue presentado por el pintor jienense José Rodríguez Gabucio, quién no escatimo elogios hacia el orador, destacando  unas sentidas pinceladas de la extensa biografía de Salvador. Entre otras destacó lo siguiente:

«Salvador Martín de Molina, abogado retirado y especialista en Derecho Contencioso-Administrativo y Derecho Urbanístico, ha impartido clases en la Universidad de Jaén y escrito diversos libros. Es consejero de número del IEG desde 1992, así como conferenciante habitual en universidades como las de Granada, Málaga o Jaén, además de otros centros académicos y culturales. En la actualidad es columnista habitual de prensa y emplea su ocio con oficio en la pintura»

Todos conocemos a Salvador y su amor a nuestro pueblo, no hay evento público en el que Salvador intervenga que no establezca un  vínculo con su Gaucín natal, donde hunde sus raíces personales y culturales; una vez más, el Pregón  Navideño pronunciado en tierras de Jaén estuvo cuajado de referencias a su niñez y juventud pasadas en Gaucín, recordó el viejo “Corral del Concejo” donde tantas

«Misterio, si, que he de confesar me asalta cuando pienso que, ya desde mi niñez, unos de los deseos más ilusionantes que tenía era el de ser tocaor de flamenco. Nunca por desgracia se cumplieron estas ambiciones, pero en las horas de las ensoñaciones juveniles, me recuerdo subido a una tarima flamenca -de aquellas que se levantaban en el viejo Corral del Concejo de mi pueblo- desgranando las solitarias y llorosas notas que salían de mi guitarra flamenca».

«Para cerrar este capítulo, mi niñez también me evoca el desvencijado y austero Corral del Concejo, que ya he citado, que daba cobijo a lo más granao de aquellos tiempos, desde Lola Flores y Manolo Caracol, pasando por la Niña de los Peines, Juanito Valderrama hasta las voces mas recientes de Camarón de la Isla o de Carmen Linares. En nuestros tiempos, la vertiente flamenca se centra en la llamada anual a los entendidos del arte flamenco, a través de su "Festival del corcho del Genal, en Gaucín", con el elenco de los cantaores, tocaores y bailaores que nos engrandecen cada año».

Salvador identifica el duende del cante con todo aquello que tiene sonidos negros, es un llanto interior, intimo y profundo que conmueve las entrañas como un remolino de presagios y aconteceres de nuestra tierra. Evocando otra vez a Gaucín, dice:

«En esta llamada de la tierra quizá esté la respuesta, porque, la verdad, siempre me atrajo el duende que percibía en las costumbres y usos de los gitanos de mi pueblo -Gaucín, en la Serranía de Ronda- y una de las más lejanas y recónditas páginas de mi infancia fue la de asistir -entre temeroso y expectante- al rito de una boda gitana».

            Identifica igualmente el cante flamenco con la alegría que se experimenta en la boda tras comprobar la virginidad  de la joven novia. Al respecto nos indica:

«Ese movimiento de brazos de la matrona, tan rumoroso y alegre como el de una bailaora en el cénit de su danza, ese frenético desgarro de las enaguas y vestidos de la joven novia, los gritos indescifrables de los asistentes, todo aquel floklore, autentico y único, los he tenido asociados al misterio que me ha perecido ver en el fenómeno del flamenco»

De nuevo aparece en pregón nuestro pueblo,  Gaucín, esta vez habla del embrujo que le llevó a plasmar con pinceladas sentidas a nuestra paisana la Chunga, compendio del arte flamenco, como cantaora y bailaora.   

«Es el mismo embrujo que me impulsó a pintar a una cantaora de mi pueblo, gitana emblemática de mi juventud, La Chunga, con sus brazos cimbreantes, sus pómulos enérgicos y sus ojillos semi-cerrados, mientras balbuceaba un lastimero quejío por la muerte violenta de su marido. Más que un cante, el flamenco es un llanto interior, hondo, por eso se llamará "jondo”»

Una vez más nuestro pueblo está presente en el pregón al mencionar, Salvador, a la mítica “Carmen” de Mérimée y defender la tesis de que Carmen vivió el drama de su vida en Gaucín; es en Gaucín, donde Carmen conoce el amor, y el odio, la felicidad y el desamor que la conducen inexorablemente a la muerte.   

Así mismo, Salvador se nos muestra como un magnifico conocedor de Federico García Lorca, ilustra su pregón con versos y trovas del  poeta granadino.

«El gitano simboliza perfectamente el sentimiento trágico de la vida, la frustración de no poder vivir la vida plenariamente, el drama de ser diferente y, por lo tanto, marginado. Lorca se sentía marginado por su homosexualidad y se expresaba así: "yo creo que ser de Granada me inclina a la comprensión simpática de los perseguidos, del gitano, del negro, del judío... que todos llevamos dentro". Y, así, en el Romance de la luna, que simboliza a la muerte, nos canta»:

La luna vino a la fragua

con su polisón de nardos.

el niño la mira mira,

el niño la está mirando.

en el aire conmovido

mueve la luna sus brazos

y enseña, lúbrica y pura,

sus senos de duro estaño.


huye luna, luna, luna,

si vinieran los gitanos,

harían con tu corazón

collares y anillos blancos.

niño déjame que baile,

cuando vengan los gitanos,

te encontrarán sobre el yunque

con los ojillos cerrados.

Como colofón a tan flamenca noche, actuaron un plantel de artistas flamencos que vienen desarrollando una notable carrera en nuestro arte. Todos son amplios conocedores del repertorio de los estilos flamencos, y especialistas en los cantes navideños, habiendo demostrado hasta el momento su valía profesional en numerosos festivales y espectáculos de nuestra universal música. Habría que destacar el dominio de la escuela gaditana paterna de Manolo Canalejas, el poderío tonal y la enjundia de “Niño Jorge”, y la ancestral entrega y mejor afición de Mari Carmen Gersol. En cuanto a José Rojo y Laura González, hay que significar su amplio conocimiento del instrumento flamenco, sus dotes para establecer virtuosismo en la guitarra de concierto, su prestante acompañamiento al cante, y sus magnificas dotes para impartir la didáctica en el Conservatorio.

            Para finalizar, desearos a todos los gaucineños una Feliz Nochevieja y una entrada de Año muy feliz. Que 2012, nos depare a todos lo mejor. Miguel   

 
< Anterior   Siguiente >
Patrocinadores

DTR_studio

Fisioterapia Maite Vázquez Martín

Imágenes
Contador de Visitas
Hoy                          38
Ayer                          231
Semana                          192
Mes                          1289
Total                          523419